Download Template Joomla 3.0 free theme.

 


Criterios que orientan el accionar en la institución:

  • Búsqueda y amor a la VERDAD.
  • Fidelidad al Evangelio anunciado por la Iglesia Católica Apostólica y Romana.
  • Formación Integral de la Persona.
  • Rigor en la fundamentación científica.
  • Corresponsabilidad eclesial, en tanto centro propulsor educativo - cultural.


 

Misión

 

Es importante tener presente que la Iglesia desde los primeros tiempos asume  en materia educativa un papel protagónico, ejemplo de ello encontramos en la Historia de la Educación Medieval con las escuelas monacales,  catedralicias y monásticas.

A pesar del paso de los siglos, sigue siendo la educación una preocupación constante para la Iglesia Católica Apostólica Romana, el valor educativo de la escuela católica radica fundamentalmente en una obra de auténtico apostolado.

La escuela católica no se diluye en una obra de mera educación. Es una acción, un instrumento de evangelización y entra plenamente en la misión salvífica de la Iglesia.

Pensar en un proyecto educativo institucional para formar docentes católicos es una manera de responder al secularismo reinante y a la necesidad de formación de personas a partir de un programa que conjuga Fe y Vida, Fe y Formación Docente.

Sólo así podemos en estos tiempos cumplir lo que lo que en Concilio Vaticano II se solicita: “El Santo Concilio exhorta encarecidamente a los mismos jóvenes a que, conocedores de la prestancia de la función educadora, estén preparados para abrazarla con generosidad, sobre todo en regiones donde está en peligro la Educación por falta de maestros”.

Exhortaciones similares encontramos en la encíclica de Pablo VI “Evangelii Nuntiandi”, donde concretamente se refiere a la evangelización del mundo contemporáneo.

Frente a los datos que aportáramos anteriormente podemos preguntarnos: ¿Por qué un proyecto educativo que tenga como objetivo primordial la formación de docentes católicos?

Siguiendo con las enseñanzas del Magisterio de la Iglesia nos detenemos en un mensaje de S.S. Juan Pablo II en el que dice: “La misión del maestro y de la escuela son, en efecto, una responsabilidad sagrada encomendada a ellos por los padres y familias. Como educadores católicos habéis aceptado una especial responsabilidad confiada por los padres. Estos padres y familias han depositado en vosotros su preciosa confianza. Por su parte la Iglesia os mira como cooperadores, con una importante cuota de responsabilidad, para ayudar al cumplimiento del mandato de Cristo trasmitido a través de los Apóstoles: “Id, pues; enseñad a todas las gentes, bautizándolas, enseñándoles a observar todo cuanto yo os he mandado” (Mt.28, 19-20)” (S.S. Juan Pablo II – Discurso a Educadores Católicos en la Catedral de Terranova, Canadá, 12/lX/1984).

La Universidad Católica de Cuyo haciéndose eco de estos pedidos y como parte integrante de un contexto social donde un amplio sector de la población profesa la religión Católica Apostólica Romana, decide la creación de este instituto que responde a un Proyecto Educativo Institucional Pastoral.

En tanto Iglesia es Evangelizadora tal como lo expresa el Documento de Puebla: “Esta educación evangelizadora deberá reunir, entre otras, las siguientes características:

  1. Humanizar y personalizar al hombre para crear en él el lugar donde pueda revelarse y ser escuchada la Buena Nueva: el designio salvífico del Padre en Cristo y su Iglesia.
  2. Integrarse al proceso social latinoamericano impregnado por una cultura radicalmente cristiana en la cual, sin embargo, coexisten valores y anti-valores, luces y sombras y, por lo tanto, necesita ser constantemente re-evangelizada.
  3. Ejercer la función crítica propia de la verdadera educación, procurando regenerar permanentemente, desde el ángulo de la educación, las pautas culturales y las normas de interacción social que posibiliten la creación de una nueva sociedad, verdaderamente participativa y fraterna, es decir, educación para la justicia.
  4. Convertir al educando en sujeto, no sólo de su propio desarrollo, sino también al servicio del desarrollo de la comunidad” (D.P., n. 1027-1030)

Al referirnos al I.S.F.D. “Santa María” le llamamos proyecto educativo institucional pastoral ya que nos guía un modelo propuesto de una institución educativa pastoral, lo que señala toda una dimensión catequística de la institución.

  • Proyecto, en tanto que es la propuesta que día a día tratamos de concretizar.
  • Educativo, porque la intencionalidad está centrada en ese ámbito.
  • Institucional, relativo a la institución educativa y no a otro tipo de institución.
  • Pastoral, porque implica la realización a través de la evangelización de los lineamientos dados por nuestros pastores (Magisterio de la Iglesia, Papa, Obispos y Sacerdotes).

 


 

Objetivos:

  • Ubicar como centro de educación a la persona, en sus dimensiones cultural, social, estética, ética y religiosa.
  • Identificar y criticar deformaciones culturales que atentan contra la persona.
  • Formar el juicio crítico para poder juzgar y distinguir lo verdadero y elegir lo bueno.
  • Descubrir en la Filosofía y la Teología las respuestas humanas que se refieren al hombre, al mundo y a Dios.
  • Comprender el mundo de las ciencias y la tecnología como partes del mundo creado por Dios y al servicio del hombre.

El objetivo desde el I.S.F.D. “Santa María” es la formación de profesionales de la educación, especialmente comprometidos con un ideario católico, y conscientes de su misión laical.

Entendiendo en este contexto por el concepto profesión: “Una ocupación duradera, con la que el hombre procura el sustento para sí y para su familia. En la que al mismo tiempo, va desarrollando sus disposiciones personales; con la que se incorpora a la sociedad humana y presta su contribución al bien de la misma y, finalmente, por medio de la cual estructura, con orden y belleza, la pequeña parte del mundo que le ha sido encomendado”.

 


 

Nombre del instituto: Fundamentación

 

“Santa María” es la denominación filial y respetuosa que la liturgia católica reserva para la Santísima Virgen, Madre de Dios y de los hombres en su carácter de Co-redentora de la humanidad. 

Toda Universidad Católica tiene como misión fundamental la formación de alumnos en sabiduría evangélica que orienta la investigación científica y la formación profesional en los límites de la concepción católica de la vida y del ser. En la catolicidad siempre está María Santísima, Madre del Señor, junto a su hijo nuestro Señor Jesucristo. Además, Santa María es modelo de mujer madre y mujer educadora. No sólo porque ella fue quien formó en lo humano al Divino Salvador, sino por su entrega personal en el plan salvífico, entrega que se actualiza en la medida de la vocación humana que efectiviza cada docente cuando de verdad busca la formación de sus alumnos. 

Por estas razones la Universidad Católica de Cuyo, fiel a sus fines y principios estatutarios quiere nominar “Santa María” a este instituto de formación docente como testimonio de fidelidad a la doctrina católica y como manera de dignificar la labor docente. 

Las razones antes explicitadas ponen de manifiesto aspectos distintivos en relación a la identidad institucional. El nombre es una parte esencial de nuestra identidad y en él está significada la elección de un perfil confesional donde la tarea docente es profundamente reconocida y dignificada. En función del Nombre de la institución, Ideario Institucional y Devoción a la Santísima Madre se adopta como día del Instituto “Santa María” el 15 de agosto, festividad  de la Asunción de la Virgen María.


 

Escudo del Instituto Santa María 

Desde la creación del instituto se adopta la imagen de una mujer acogiendo un niño. La misma se elige para identificar a nuestra Madre del Cielo en actitud amorosa abrazando al niño, representando en ello a la vez la acogida que el educador debe tener hacia cada uno de sus estudiantes.

A partir del año 2007 se adopta el escudo de la Universidad Católica de Cuyo conservando del mismo: el marco en el que se identifica a la institución propietaria, la llama como signo de testimonio de luz, las montañas signo local y cima del conocimiento, y se le incorpora la imagen de la Virgen con el niño que se venía utilizando como distintivo del instituto. Quedando constituido el escudo de la siguiente manera:

 

escudo SANTA MARIA

 

 


 

Espiritualidad 

La Espiritualidad, en orden al ideario institucional, es considerada eje transversal de todas las acciones que desarrolla el instituto en todas sus funciones. Especialmente se promueve el carisma Mariano. 

La Espiritualidad, que impregna todas las acciones, cuenta con momentos específicos tales como:

-          Oración y lectura del evangelio al iniciar las tareas en la mañana y la tarde. 

-          Celebración de misas, recreos eucarísticos. 

-          Convivencias y retiros. 

-          Pláticas y conferencias. 

-          Preparación para sacramento de Confirmación. 

-          Carteleras. 

-          Acciones pastorales, entre otras…

 


 

Ubicación

El Instituto Superior de Formación Docente “Santa María” de la Universidad Católica de Cuyo, dependiente del Ministerio de Educación de San Juan - Dirección de Educación Privada, desarrolla sus actividades en el complejo educativo de la Universidad Católica de Cuyo, en el edificio del Salón de Usos Múltiples (SUM), de lunes a viernes en horario de 8 a 13 hs. y por la tarde de 15 a 20 hs.

Su dirección es:

Av. Ignacio de la Roza 1516 (oeste) - Rivadavia –

Teléfono: U.C.Cuyo: (264) 4292300 – interno 394 y 366